Discrepancias procesales entre sabinianos y proculeyanos

  • Hugo Hanisch Espíndola

Resumen

Hacia el año 252 a.c. el Pontífice Máximo Tiberio Coruncano, de origen plebeyo, abandonó el estilo hermético y oracular de la jurisprudencia e inició la costumbre de explicar públicamente las razones de las respuestas jurídicas. Con ello se inició una enseñanza tradicional de la jurisprudencia que se impartía por un estilo aristocrático de convivencia de los discípulos y los maestros que por la vía casuística iban introduciendo en la mente de los alumnos la comprensión de los problemas y la manera en que debían encontrarse las soluciones, sin que hubiera un método o sistema de enseñanza, sino más bien la formación de una mentalidad intuitiva adquirida por la práctica y una especie de habilidad para manejar los asuntos de derecho.' Cicerón en su libro De Oratore nos dice que las consultas que se hacían a los jurisperitos eran múltiples y se referían a toda clase de materia.
Compartir
Cómo citar
Hanisch Espíndola, H. (1984). Discrepancias procesales entre sabinianos y proculeyanos. Revista Chilena de Historia del Derecho, (10), Pág. 17-28. doi:10.5354/0719-5451.2012.25218
Sección
Estudios
Publicado
1984-01-01